“Los empresarios no pueden ser mezquinos ni victimizarse»

El nuevo titular de la Secretaría de Comercio Interior, Roberto Feletti, asume este martes al frente de la cartera de la que fue desplazada Paula Español, reubicada en el Ministerio del Interior. Se trata de otra de las integrantes del Gabinete que el presidente Alberto Fernández ‘sacrificó’ para firmar la paz puertas adentro del Frente de Todos luego de los malos resultados del oficialismo en las elecciones PASO.

Ex funcionario de Cristina Kirchner (fue secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo), Feletti se hará cargo de la estratégica Secretaría de Comercio Interior, cuya función esencial es contener los aumentos de precios en el marco de la política económica que tiene al control de la inflación como una de sus cuentas pendientes.

Feletti, hasta ahora secretario administrativo del Senado de la provincia de Buenos Aires, es uno de los referentes de La Gran MaKro, de la que también participa la economista ultra K Fernanda Vallejos, y nació en el Ministerio de Economía durante la gestión de Amado Boudou. Egresado del Colegio Carlos Pellegrini, es contador público (UBA) y profesor de Administración Financiera en la Universidad Nacional de Moreno.

Sin haber jurado todavía su cargo, Feletti ya anticipó las prioridades de su gestión en Comercio Interior: «El objetivo será bajar el peso de la canasta básica alimentaria en el salario. Es fundamental para que haya resto para comprar indumentaria, electrodomésticos, para comer afuera. Porque si no, no hay mercado interno».

Eso expresó el domingo por la noche en ‘Caníbales’, el programa de C5N donde fue panelista junto a Aníbal Fernández, recientemente nombrado ministro de Seguridad, y el ex vicepresidente Amado Boudou.

«Es un momento muy difícil para la Argentina y no puede haber mezquindad. Tenemos que recuperar ese legado del peronismo donde el pueblo comía más o menos lo que quería. No es normal que alguien fije el precio que quiere sobre un bien de consumo esencial y el que puede comprar, compra y el que no, que se arregle», planteó Feletti.

«Acá hay una sola víctima, que es el pueblo argentino que no llega a fin de mes. Soy un hombre de diálogo, de racionalidad, de discusión. Obviamente voy a convocar al sector empresarial, a los productores y comercializadores. Probablemente, juntos. Pero es fundamental hablar con la verdad en la mano y no victimizarse», disparó.

Y añadió: «Hay que hablar racionalmente de costos, de márgenes de ganancias y hacer un acuerdo donde se respete la posibilidad de expandir la producción y el consumo. Es el desafío más grande es lograr que el pueblo pueda ir a una góndola, elegir el producto que le gusta y consumirlo».

Además, Feletti dejó en claro que «creo en los controles. Y más en los controles de los monopolios. Keynes decía que si a los monopolios no se los regula, terminan destruyendo la economía y la sociedad».

Al respecto, apuntó que «la fiscalización de precios es territorial», por lo que anticipó que profundizará «un acuerdo con intendentes, sindicatos y organizaciones sociales que colaboren». Y anticipó que no va dudar en «aplicar las leyes que hacen a la defensa del consumidor y del abastecimiento».