“Seguimos trabajando para un acuerdo”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, salió este viernes a cuestionar con dureza a la oposición por “dejar sin Presupuesto a la Argentina” para 2022, anunció la prórroga de la “ley de leyes” de este año para la gestión del próximo y avisó que lo ocurrido “afecta las negociaciones” con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tras la caída del proyecto de Presupuesto 2022, el presidente Alberto Fernández mantuvo una reunión virtual con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva.

Georgieva comunicó que con el mandatario argentino hablaron “sobre cómo avanzar en el trabajo para sostener la recuperación (económica) de la Argentina y abordar sus desafíos económicos”.

“Nuestros equipos están plenamente comprometidos a seguir trabajando hacia un programa del FMI”, agregó la funcionaria internacional en un mensaje compartido en sus redes sociales pocos minutos de terminar la reunión que tuvieron a través de una videoconferencia. Del encuentro también participó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Ayer, el portavoz del FMI, Gerry Rice, aseguró que “no hay fecha de una próxima misión (que venga a Argentina) y tampoco puede dar fechas de “cuándo podría celebrarse un acuerdo” para renegociar los US$ 45.000 millones que el país le debe al organismo.

Por su parte, Guzmán dijo que “el Presidente hará uso de la ley 24.156 para prorrogar el Presupuesto vigente, y administrar los recursos de modo que el 2022 sea otro año de recuperación, con más capital público, educación, salud y conocimiento, y que podamos avanzar sobre una senda de progreso duradero”, dijo el funcionario desde la quinta presidencial de Olivos.

“Lamentablemente la oposición decidió dejar a la Argentina sin presupuesto para el año 2022. No al Gobierno. A la Argentina. Una falta de responsabilidad colectiva que crea incertidumbres cuando lo que necesitamos es seguir construyendo certezas”, dijo el funcionario en una serie de mensajes publicados en la red social Twitter.

Según interpretó el ministro de Economía, “hoy, la oposición sólo busca ser oposición. Lo han dejado claro: están compitiendo a ver quién es más opositor al Gobierno, y nuestra Argentina necesita que esto cambie”.

Dijo que desde el Gobierno nacional que él integra, ya están trabajando para menguar el daño que significa “voltear” (tal como dijo un diputado opositor) el proyecto de ley de Presupuesto 2022.

“Pero sepamos lo que implica ‘voltear un presupuesto’ especialmente en la situación actual de la Argentina”, expresó Guzmán y enumeró: Primero, nos debilita como Estado Nación dentro de la Argentina y ante el mundo. Y eso nos lastima. Segundo, significa rechazar la programación macroeconómica que viene siendo la base de las negociaciones con el FMI para refinanciar la deuda absurda y dañina de 44.000 millones de dólares que tomó el mismo espacio político que este viernes “volteó” el presupuesto. “Y claro, afecta las negociaciones”, dijo.

“La oposición buscó todo tipo de subterfugios para justificar su rechazo al presupuesto. En el Congreso, respondimos las inquietudes formuladas. Una de ellas fue que las proyecciones subestimaban los recursos. Ayer se propuso una solución transparente”, agregó.

Comentó que Massa “propuso sumar un artículo que establecía que, si a mediados de año los recursos eran mayores que los calculados en el proyecto, el Gobierno enviaría una enmienda para aprobar el destino de los mayores recursos. Otra búsqueda de consenso que no les importó”.