PlanQuinquenal_1100x100

publicidades.imagen.a624ca4c3f2fbaeb.696d6167656e2e706e67

Panorama económico 2022

Zona Liberada 15 de diciembre de 2021 Por Carlos
«Estanflación controlada»: así es como la consultora EQUILIBRA visualiza el panorama económico de Argentina para 2022.
ECONOMIA-2022-BIS-696x392

Pese a que acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sea una «condición necesaria», la misma no será suficiente para poder vislumbrar un horizonte en la economía local.

En el marco de la presentación del último informe, los economistas Diego Bossio, ex diputado y ex titular de la ANSeS, y Martín Rapetti, director de la consultora Equilibra, proyectaron este jueves los valores de las principales variables de la economía nacional para el próximo año (inflación, PBI, dólar oficial, brecha cambiaria y salario, entre otras).

En el mejor de los escenarios -con un acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional- el crecimiento para el año que viene sería del 1%, en línea con el crecimiento poblacional. «El remanente de divisas para importar bienes y servicios podría trepar casi U$S 6.200 millones en 2022, lo que implica un aumento del 8,5% en valor», precisaron los especialistas.

Asimismo, suponiendo un alza de precios de importación del 6% en dólares el próximo año (la mitad de lo observado en 2021), indicaron que «el volumen de compras externas de bienes y servicios crecería sólo 2,4%, cifra similar a la elasticidad promedio histórica de Importaciones/PBI (a precios corrientes)».

ACUERDO CON EL FMI. Si las negociaciones con el FMI van por buen carril podría haber algún crédito puente hasta que se llegue al acuerdo. «Si el problema es sólo el tiempo, eso se puede resolver», revelaron las fuentes. De esa forma a pesar de que en marzo haya un deadline, el mismo podría ser corrido.

Si bien acordar con el FMI es condición necesaria; esta no es suficiente para reducir la incertidumbre, brindar un horizonte a la economía y distender la restricción externa, resaltaron desde la consultora.

Sin embargo, advirtieron que también «ordenar la economía implica ajustes» -tanto a nivel fiscal como monetario, cambiario y tarifario- que, en el corto plazo, frenarían la demanda interna y mantendrían la inflación arriba del 50% anual.

PRINCIPALES VARIABLES ECONÓMICAS. De acuerdo con las proyecciones de la consultora para 2022, en lo que respecta a la variación anual promedio, el PBI real crecerá 0,8%; el IPC nacional será del 57% y los salarios privados de formal real se reducirán -1,9%. A su vez, estiman que el tipo de cambio oficial (promedio diciembre) estará a $166,1 y la brecha cambiaria será del 75%.

Según plantearon los economistas, el primer paso para la estabilización macroeconómica es que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) comience a acumular reservas de forma sostenida. «Es difícil imaginar que eso ocurra sin un ordenamiento de la política cambiaria que reduzca significativamente la brecha entre la cotización oficial del dólar y la alternativa o financiera», remarcaron, al tiempo que subrayaron que serán clave, en ese sentido, las medidas que adopte el Gobierno en el marco del programa con el FMI.

«Todo eso influirá sobre las expectativas de los agentes y sus decisiones de cartera que, en definitiva, se traducirán en el flujo neto de dólares financieros a la economía. También será crucial lo que ocurra con los dólares comerciales. Un buen año en materia de exportaciones puede incluso afectar favorablemente el flujo de entrada de capitales; lo opuesto puede ocurrir con una mala performance exportadora», apuntaron.

En lo que se refiere a las exportaciones de bienes, sus perspectivas son similares a las de 2021: «relativamente favorables». Estimaron que la producción de trigo y cebada -que está cosechándose- superará a la campaña previa y «salvo que la sequía se agudice durante el verano, la producción de soja, maíz, girasol y maní sería similar o mayor a la de este año». Empero, no esperan que los precios internacionales de las commodities agrícolas y sus derivados sean tan elevados como los de este año.

A modo de cierre, la consultora afirmó que más allá del elevado arrastre estadístico positivo que deja el nivel de actividad para 2022, «la economía argentina no podrá seguir creciendo si no revierte la escasez de divisas. El valor de las exportaciones de bienes y servicios previstas para el año entrante será, en el mejor de los casos, similar al de 2021».

Dado este panorama exportador, sostuvo que «los dólares para expandir la actividad/importaciones sólo podrían venir de una mejora del frente financiero, léase una menor pérdida de divisas por la cuenta financiera/capital en 2022».

Por este motivo, puntualizó, el Ejecutivo aceleró las negociaciones con el Fondo enviando este fin de semana una misión a Washington. Y finalmente, concluyó: «El objetivo es avanzar en las negociaciones con el staff técnico y lograr que el comunicado del FMI pueda decir algo más concreto y sustantivo que haber mantenido ‘conversaciones constructivas'».

cinco 2022

Arquitectos

GUALTIERI-300X250-COMPRA VENDE ALQUILA

MARIO-CRIADO-350-OK